Otro Blog del Grupo Noticias en Tweets »» Sígueme en Facebook Sígueme en Twitter Síguenos en Instagram Suscríbete a NT Youtube Suscríbete Gratis Síguenos en Google +

jueves, 18 de junio de 2015

Enfermeras venezolanas ganan menos que los barrenderos


Las profesionales de la salud aseguran que los sueldos no les alcanzan y que trabajan con las uñas debido a la falta de insumos. Exigieron respeto al ministro de Trabajo, quien asegura que los trabajadores del barrido manual son más importantes para la salud de los venezolanos

Por Ledys Anaís Torres / Foto: María Fuenmayor / Diario La Verdad

Exigiendo mejoras salariales, dotación de insumos y respeto por los profesionales del área de la salud, un grupo de enfermeras de distintos centros asistenciales de la región se armaron con palas y escobas para protestar en la Plaza Indio Mara.

Las profesionales aseguraron que se colocaron a la par de las declaraciones de Jesús Martínez, ministro del Trabajo, quien dijo que los obreros del barrido manual son los que garantizan la salud y por ende la distribución de sueldos debería ser justa entre los obreros, médicos y enfermeros.

Hania Salazar, presidenta del Colegio de Enfermeras del Zulia, informó que la situación de las enfermeras es decadente. Indicó que protestan para defender sus derechos laborales porque los sueldos de los trabajadores no alcanzan y exigió un aumento del 300 por ciento, fustigó las declaraciones del representante de la cartera laboral.

“Salimos a la calle a defender nuestros derechos, los profesionales merecemos que, de acuerdo con nuestros estudios, tengamos un sueldo digno, que podamos cubrir las necesidades básicas de nuestra familia, que tengamos la capacidad de continuar los estudios de tercer nivel. No podemos comparar a un profesional con aquella persona que no ha ido a una universidad, son dignos venezolanos pero debe haber un incentivo para el profesional. Es un irrespeto que una autoridad importante para el país como un ministro, haga semejante comparación".

Salazar exigió respeto al ministro: “Los que trabajamos en la salud primero educamos, promovemos, garantizamos que se recuperen los pacientes, promocionamos la salud, los rehabilitamos; entonces nos quieren denigrar y por eso es que los profesionales estamos diciendo somos profesionales dignos y queremos que nos respeten con salarios justos”.

La presidenta del Colegió de Enfermeras manifestó que además del incremento salarial piden beneficios para los jubilados como la jubilación con el 100 por ciento de ingresos. Los sueldos para ellos están por debajo del salario mínimo, denunció.

Los miembros del gremio de la salud informaron que les deben pagos y homologaciones correspondientes al pasado incremento del salario mínimo del primero de mayo.

“No nos han aumentado el sueldo, tenemos un aumento del 20 por ciento y no lo hemos recibido, cómo es posible que hayan aumentado el primero de mayo y a nosotros no nos quieren aumentar, trabajamos 30 horas semanales, no es posible que no nos paguen ni bonos nocturnos ni días feriados”, declaró Yusneidi Jiménez, enfermera del Hospital Central.

Dotación de hospitales

Además de beneficios laborales y salarios acordes con las necesidades del gremio, los enfermeros solicitaron la dotación de medicamentos e insumos intrahospitalarios. Aseguraron que “trabajan con las uñas” y la mayoría de los medicamentos e insumos deben pedírselos a los familiares de los pacientes.

Detallaron que en los centros asistenciales el panorama es el mismo. “No tenemos ni siquiera inyectadoras para trabajar, tenemos que estar pidiéndole a los pacientes, tenemos que decirle a los pacientes traigan dos inyectadoras para poder guardar una para alguna emergencia, no se puede trabajar así, no hay algodón, no hay alcohol, no hay nada con qué trabajar, ni agua para beber menos para trabajar”, denunció una enfermera del ambulatorio San Francisco.

Los enfermeros reclaman

Sonia Ure, enfermera del ambulatorio San Francisco. “El reclamo que hacemos es que las enfermeras tenemos unos sueldos pírricos, esos sueldos no nos alcanzan para mantener nuestras familias. Ya basta de que nosotros ganemos esos sueldos tan bajos”.

Yuxani Dávila, enfermera del HUM. “Lamentablemente nosotros estamos trabajando con las uñas, no es posible que tengamos que pedirle a los familiares todas las cosas que los pacientes necesitan, pañales, inyectadoras, cuando no las hay”.


Recibe nuestras actualizaciones por E-Mail. SUSCRÍBETE GRATIS AQUI


Tu opinión vale mucho…